En pocas palabras: “La necesaria corresponsabilidad de la academia con la Responsabilidad Social en su doble vertiente”

Por Marcos González, fundador y presidente editor de Corresponsables, de su Fundación y de ObservaRSE

Un año más Corresponsables tuvo el privilegio de ser el medio colaborador del XXV Congreso de EBEN que se celebró este año en la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), bajo el lema la “Ética y Responsabilidad Social en el Corazón de la Empresa: Competitividad Sostenible”.

El tema escogido no es baladí y está más de actualidad que nunca. Sólo las empresas y organizaciones de todo tipo socialmente responsables serán sostenibles en el tiempo, como muchos de los académicos participantes apuntalaron, algunos de la talla de Argandoña, Lozano, Fernández, Fontrodona o el propio Retolaza, actual presidente de EBEN España.

Me quedo con tres de las muchas ideas que se compartieron durante el Congreso. “Lo que no deja dormir a la gente no viene por la falta de RSE, sino por la falta de ética”, decía Fontrodona. “Las organizaciones tienen que ser agentes éticos y creadores de una mejor sociedad”, afirmaba Fernández. “EBEN España tiene la oportunidad de trasladar a todas las empresas que los valores y la ética son claves en su gestión”, según Retolaza.

Estas tres afirmaciones se vinculan directamente con el papel de las universidades, centros educativos y las escuelas de negocio en la formación y sensibilización de una cultura ética y responsable necesaria en todo el mundo. Todas las universidades deberían incluir de manera transversal la Responsabilidad Social en sus planes académicos para todas las titulaciones. De hecho, algunas universidades ya lo están haciendo y el gusanillo de la RSE se va despertando en los estudiantes. Ejemplo de ello, es que cada vez hay más masters, grados y cátedras y la formación en gestión responsable sigue creciendo.

Por otra parte, las escuelas de negocio llevan años formando a los directivos de las empresas en ética y Responsabilidad Social y tendrían que lograr que ésa fuera su principal cualidad como institución educativa.

En Corresponsables tenemos como misión cumplir con nuestra doble Responsabilidad Social. Por una parte, informar sobre estos temas de una manera rigurosa, creíble y multistakeholder, y, por otra, el de aplicarnos la RSE como venimos haciendo desde que creé la organización en 2005 siendo el único medio especializado, fundación y observatorio en nuestro país con la SGE21, con el EFR, con Informe de Sostenibilidad auditado con el máximo nivel de transparencia o desde hace mucho siendo incluso una Bcorp. Lo hacemos porque estamos convencidos de que los medios de comunicación debemos ser coherentes entre lo que decimos y hacemos, y esto mismo deberíamos pedir, exigir y aplicar en todas las instituciones académicas.

Por una parte, como he dicho, en la de formar a sus alumnos y estudiantes en todo lo relacionado con la ética, la Responsabilidad Social y la Sostenibilidad, logrando líderes sostenibles en el ámbito empresarial, público, social… y, por otra, en aplicarse la RSE interna y externamente como organización del mismo modo que lo hacen las empresas de otros sectores de actividad, pues sólo dando ejemplo logramos ser créibles y confiables. En este tema aún falta mucho por recorrer en nuestro pais y tambien en América Latina, aunque ya hay ejemplos honrosos que, año tras año, destacamos en las 8 ediciones del Anuario Corresponsables que publicamos en Iberoamérica y en www.corresponsables.com

Un buen ejemplo de ello es la participación desinteresada en los Premios Corresponsables que más de 50 académicos de 11 países de habla hispana hacen como Jurado presidido por José Luis Fernández. Otro, el compromiso de bastantes instituciones educativas españolas con los Principios para la Educación Responsable en Gestión (PRME) de la ONU, que han firmado voluntariamente más de 650 universidades y escuelas de negocio de más de 80 países. Ahora hay que aplicarlo de verdad y también comunicarlo, un reto y desafío enorme en la mayoría de la academia. No podemos olvidar de que tan importante es hacer las cosas bien como hacerlas saber, si no se comunica no se puede ser transparente ni fomentar el dialogo con los grupos de interés, muy especiales en la educación como también en los medios de comunicación. Está muy bien quejarse y criticar, eso los seres humanos somos expertos en todas las partes del mundo, pero es mucho mejor actuar.

Como muchos sabéis, tenéis en Corresponsables un aliado y un compañero de viaje en la construcción de un mundo mejor, más socialmente responsable y sostenible, nuestras puertas abiertas para compartir vuestros avances académicos, investigaciones, artículos… y todo lo que haga referente a la aplicación de la necesaria mejora continua de la Responsabilidad Social Universitaria (RSU) para que entre todos podamos seguir construyendo un mundo mejor.

Imprimir esta noticia Imprimir esta noticia

Dejar un comentario